El Estado debe ser más  ostero, sin caer en mezquindad.

Aparte de la proliferación de burocracia,  entidades públicas innecesarias, ocurre que los sucesivos gobernantes y legisladores se vinieron con sus respectivas clientelas políticas colgadas de la  Teta,  sin que las de los anteriores sean desplazadas.  Los ministerios de Educación y Cultura, de Salud Pública y Bienestar Social y de Obras Públicas y Comunicaciones se han llenado de burócratas administrativos “Asesores” fantasmas, pero no de docentes, de personal especializado  ni de técnicos.  Esto significa que para mejorar la calidad del gasto público no basta con destinar más dinero a los organismos encargados de los centros educativos, de los hospitales o de las rutas como se está haciendo. Se debe empezar por evitar el derroche que supone mantener a quienes no tienen funciones específicas que cumplir. Sin embargo, en vez de encarar seriamente la reducción del aparato estatal y sus gastos –como se debe–, en los últimos 10 años se ha aumentado irracionalmente la deuda pública mediante la emisión de bonos. La fiesta  con los fondos públicos se refleja también en muchos otros gastos innecesarios, que van desde la compra de vehículos lujosos en vez de utilitarios, hasta la contratación de costosos servicios gastronómicos, viajes al exterior pasando por el ejecutivo.  El Presidente de la República decidió tímidamente “tomar una política de moderación de gastos para la culminación de este año y con ello evitar los gastos superfluos, como la remisión de regalos, fiestas de fin de año, tarjetas y canastas por parte de las instituciones públicas”, según una orden  emanada por el ejecutivo. Esta política de moderación debería regir durante todo periodo, pero resulta que quienes deberían plegarse a la disposición para defender el bolsillo de los contribuyentes –los legisladores– son los más generosos con el dinero ajeno. La ciudadanía no puede seguir tolerando la fiesta  en la  función pública, mientras los hospitales carecen de equipamientos y medicinas, personal, seguridad pública, las escuelas y los colegios de infraestructura adecuada, y los productores, de caminos transitables durante todo el año. Hace falta un aparato estatal austero, que no gaste más de lo debido para alcanzar las metas fijadas en las políticas gubernativas. Entonces, urge mejorar el gasto público. Como está visto que ni la Contraloría General de la República no  tienen la suficiente autoridad –ni interés, porque son cómplices en el problema– como para poner coto a tanto despilfarró, es de esperar que el Presidente de la República, responsable de la correcta administración del Estado, aplique medidas concretas tendientes a revertir la corriente despilfarradora que nos ahoga desde hace muchos años, como lo demuestra el primer párrafo de este comentario. El propio Primer Mandatario, así como los técnicos que trabajaron en sus empresas –hoy en posiciones de poder–, saben muy bien que no se debe gastar un cinco más de lo que se precisa para lograr el objetivo propuesto.  Se impone también que, al mismo tiempo, los propios afectados –los ciudadanos– se movilicen para exigir que termine de una vez por toda la dilapidación insensata de los fondos públicos. Para decirlo con toda franqueza, si no se logra por las buenas que se deje de malgastar a diestra y siniestra el dinero de todos, la clase política no debería asombrarse de que, cansados y asqueados de tanto derroche, los contribuyentes salgan a las calles a exigir cárcel para los ladrones de su dinero.

Visitas: 16

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

Para decirlo con toda franqueza, si no se logra por las buenas que se deje de malgastar a diestra y siniestra el dinero de todos, la clase política no debería asombrarse de que, cansados y asqueados de tanto derroche, los contribuyentes salgan a las calles a exigir cárcel para los ladrones de su dinero.

Admitir el error y pedir disculpas cae bien desde el ejercicio de la función pública. Me pregunto porque a los políticos les cuenta tanto reconocer sus errores, les recuerdo un viejo refrán  lo cortés no quita lo valiente, de seres humano es reconocer me equivoque. Sobre todo pedir perdón.

RSS

Twitter

Tribuna Pilarica es miembro de la Agencia de Prensa Costarricense

CRÓNICAS DE LA UNION

Vídeos

  • Añade un vídeo
  • Ver todos

Música

Cargando…

El acontecer cantonal a un click leonardojimenezcampos@gmail.com

Última actividad

Entradas de blog publicadas por Leonardo Jiménez Campos
Hace 16 minutos
Elian Arias Picado es ahora miembro de TRIBUNA PILARICA
ayer
Entradas de blog publicadas por Leonardo Jiménez Campos
ayer
Leonardo Jiménez Campos ha comentado la entrada de blog Una Clínica de Especialidades Médicas para La Unión ¡Hagámoslo posible! de Leonardo Jiménez Campos
"Buen día estaremos informando los diferentes lugares para que pasen a firmar"
Domingo
Estefanía ha comentado la entrada de blog Una Clínica de Especialidades Médicas para La Unión ¡Hagámoslo posible! de Leonardo Jiménez Campos
"yo también quiero firmar!"
Domingo
Leonardo Jiménez Campos ha comentado la entrada de blog Una Clínica de Especialidades Médicas para La Unión ¡Hagámoslo posible! de Leonardo Jiménez Campos
"Buenas tardes estaremos informando por este medio yo voy a tener a partir de la otra semana hojas para la recolección. Gracias por sumar"
Sábado
Cindy Baltodano López ha comentado la entrada de blog Una Clínica de Especialidades Médicas para La Unión ¡Hagámoslo posible! de Leonardo Jiménez Campos
"Tiene toda la razón. Y donde recolectan firmas?"
Sábado
A Cindy Baltodano López le ha gustado el mensaje en el blog de Leonardo Jiménez Campos Una Clínica de Especialidades Médicas para La Unión ¡Hagámoslo posible!
Sábado
Entradas de blog publicadas por Leonardo Jiménez Campos
Sábado
A Alberto Ayon le ha gustado el mensaje en el blog de Luis Valencia FESTIVIDADES DEL JARDIN CENTRAL , 14 DE SET. 2017 Tres Ríos Costa Rica, Fotos de: Luis Valencia
Sábado
Entradas de blog publicadas por Rodrigo Redondo Gómez
Viernes
Entrada de blog publicada por Luis Valencia
Viernes

© 2017   Creado por Leonardo Jiménez Campos.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio