Hace algunos días, me encontré con un viejo amigo, de esos entrañables, gracias a Internet. Fue tanta la contentera que pasamos tres días enviándonos correos en los cuales recorrimos los años que dejamos atrás, pero que viajan guindados en la carreta de los recuerdos. Revivimos a Coliacos, al Tútile, a Aguja, a Yito Vega y su chicha, a Pan Dulce, al Negro de la Suerte y a un montón más. Me vi sentada, güililla, 40 años atrás, en las bancas de la Jefatura de Policía, un domingo por la noche, porque mi padre nos llevaba a escuchar la retreta, con la Banda Municipal en "juncia", dirigida por don Marcial Azofeifa. ¡Ah, tiempos aquellos! ¿Porqué no iniciamos un foro donde cada uno aporte sus mejores recuerdos?. Matamos dos pájaros de un solo tiro: Sacamos del baúl los detalles de la historia de La Unión de Tres Ríos de los que fuimos testigos y les contamos a los más jóvenes cómo era en nuestros tiempos... ¿Les parece?

Visitas: 310

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

Me hiciste recorrer las calles del Tres Ríos de hace casi cuarenta años, patinar por los caños de piedra a pata pelada en el babazal que se hacía, escuchar la sirena de la Escuela y el teatro Pilar. Vivir los desfiles de faroles de noche (no como ahora). Y escuchar al inicio del verano el canto de las chicharras que ahora al no haber cafetales cerca para hacerlo hay que caminar bastante jajajajaj. Recordé el sabor del café en el cafetal, el grito de calle y las manos negras después de un día de recolectar café. Muy buena propuesta y espero nos sirva no solo para comentar sino también para analizar los cambios abismales del Tres Ríos pueblo de pocos habitantes, todos conocidos, a la ciudad de hoy.
A eso me refería... Leonardo!!!!! Usted, muchos lectores y yo, sabemos de lo que hablamos y es hermosísimo desempolvar esos recuerdos. He aquí uno de los que envié a mi amigo de infancia: "Recuerdo, con cariño especial, el viaje en casadora con Chilo, Bananito, Recauche, Cangrejo... Me parece ver la maquinilla escandalosa colocada al lado izquierdo de su estimable presencia física. Yo me sentaba justo detrás de ellos, para jalar el mecate con el que se marcaba cada nuevo pasajero... ja ja ja... tantas veces que no les pagué... porque me comía la plata...." . A esos personajes, dicho sea de paso, siempre respetuosos, gentiles, caballerosos, amigables, mis respetos...
HOLA LADY ANN,te saluda Mincho Vega,a tiempos aquellos, cuando mis hermanillos y yo los envidiábamos a ustedes porque vivían en Los Tanques y tenían libre acceso a los palos de mango, en cambio nosotros teníamos que esperar que ustedes no estuvieran cerca para sombrearnos unos cuántos, lo, mismo que disfrutar de la pila de natación, las mejengas que hacíamos en las tardes en la calle, jugábamos de vaqueros y recorríamos el cafetal de Julio, los tanques, incluso íbamos a dar a Chiguite. A tiempos, hay tanto que recordar, nunca olvidaré cuando tu hermano Fabián pasó recto con la bici y vino a dar a la calle.Saludos.
Hola Minchito!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Cómo me has hecho reír!!!! Me da tanto gusto poder encontrar a mis compañeros y vecinos de infancia y adolescencia, porque esos tiempos no solo no volverán (por lo viejillos que estamos) sino porque la vida es hoy otra... Nos tocó experimentar la colita de tiempos maravillosos. Por supuesto que recuerdo las mejengas en media calle; las anonas que mi papá no permitía que bajáramos antes de que se maduraran; el salchichón que tus primos y nosotros intercambiábamos por maní (UPS!) en las gradas de mi casa cuando le llevaban a Nena el diario... Yo creo que este foro va a servir para compartir el privilegio de haber vivido en el Tres Ríos de 50 años para acá... Gracias por tus saludes... te devuelo un gran abrazo!
No puedo quedarme con esta joya... la respuesta de mi amigo querido, del cual no he dicho nombre, porque no le he pedido permiso... Me escribió esto hace bastante y no lo pude borrar:
"La verdad no solo me acuerdo de Koliakos, él todavía se debe estar acordando de mi... Porque en aquellos tiempos (siglo pasado, milenio pasado), cuando había plaza en vez del parque (que ya se lo volvieron a volar y ojalá pongan una plaza), la esquina del negocio de don Angel Koliakos Papayorgo (nombre completo del sujeto y competencia directa de "La Nueva Fama" de don Santiago Izaguirre conocido como Aguja, entre nosotros el populacho), no era exactamente una esquina convencional sino que cortaba en un ángulo de manera "que daba paso al común" y servía como escaparate. Pues bien, aunque vos sos muy joven como para acordarte, también la plaza tenía su esquina sur oeste en esa forma de manera que habían unas gradas que parecían hechas para que alguien que viniera bajando de la plaza cruzara la calle en diagonal y quedara de frente con la famosa tiendita (de esa si se me escapó el nombre)... Como siempre hemos sido unos vagabundos, en casi todas las plazas de nuestro amado terruño, hay un trillo diagonal. El de nosotros llegaba desde don Angel Koliakos hasta la esquina de la Iglesia y la Jefatura (que así se llamaba antes...).

Para no cansarte con el cuento, nosotros nos conseguíamos una llanta vieja y la llenábamos de palos, piedras, latas viejas y cuanta cochinada había y la veníamos rodando desde la Jefatura hasta más o menos media cancha en diagonal. El empujón, la inercia, y la inclinación natural de la cancha, así como el trillo echo por la gente que cruzaba la plaza se encargaban del resto. La llanta avanzaba tomando cada vez más y más velocidad, atravesaba el trillo, bajaba las gradas, cruzaba en diagonal la calle y PUUUMMMM contra la tienda del pobre viejito... Todos los llaveritos, muñequitas, espejitos, collares, nigüentas y otras cosillas varias que tenía en exhibición se venían abajo, además del tremendo susto que se debía haber llevado... Nosotros espiábamos desde la plaza, tapados por el muro o el zacate alto y tirados panza abajo... y cuando creíamos que ya no había peligro llegábamos a decirle: don Koliakos, le acomodamos la ventana y nos da un peseta... Y el pobre viejillo, que deber haber requete recontra sabido que éramos nosotros nos daba el temporal empleo y nosotros salíamos soplados a gastarlo en lo que hubiera en "La Vencedora", del otro Angel solo que Arce, y allí, como la cucarachita mandinga, no hallábamos en que gastar nuestro tesoro: En un helado de palillo de sirope y frutas, en una cuña, en un cacho de jalea de guayaba, en un gato, en confites de mora y de limón, en un tostel, o en un diez de sirope, un diez de pan y un cinco de mortadela (ahhh y la feria por favor...)... Como no me voy a acordar de Koliacos...

También me acuerdo de Beto el Danto, Macho Garro, Javiercix el Loquix, Rafaila la Loca, Lico Conejo y Siete Arrugas, Malla Siete... Lady Umaña... (y toda esa chuzma...)

Tengo un brete hasta para tirar para arriba, pero cómo no voy a sacar tiempito para recordar... Eso nunca...
Esto les va a gustar. Es una canción que acaba de componer Carlitos Guzmán, de Gaviota, sobre la costumbre que tenemos los ticos de acortar las palabras, como porfa.. Escúchenla, está muy bonita... Hagan doble click en la página siguiente. Me da mucho gusto compartirla con ustedes.

http://www.youtube.com/watch?v=krnl5KsNvys
Hola Lady. Acepto tu invitación.

Finales de los 60 y principios de los 70. Mis amigos Frank Sanabria, Arturo Villalobos y mi hermano Gerardo, nos escapábamos hasta la calle que pasa frente al Cementerio, en ese tiempo todavía de tierra o lastre (no recuerdo) para bajar a toda velocidad en una bicicleta que era de todos y de nadie.

Pero ojo al vehículo: las llantas estaban sin gomas, tampoco tenía cadena para darle fuerza a la pedaleada (servía solo para bajar pero nunca para subir) y al "asientillo" solo le quedaban las últimas tirillas del forro original.

Por supuesto que solo había una forma de frenarla: meterle el pie arriesgando un dedo por la fuerza de la pendiente. La bicicletilla era chiquitilla, seguro como una 14 o 16 (se acuerdan de aquellas 28 de doble barra) y ya solo le quedaban algunos rastros de pintura roja.

Pues bien: llegábamos hasta la entrada principal del Cementerio y nos impulsábamos ayudados por la pendiente: Frank estaba sobre el asiento y era el encargado de la dirección, mi hermanillo en la barra, Arturo de pie en la parte de atrás y yo que era el más chiquitillo sobre la manivela... Bajabamos a toda velocidad, muertos de risa y por dicha nunca llegamos a toparnos con un carro o algo así porque con aquella clase de bici imaginen la condición en que hubiésemos quedado.

Era el tiempo de las calles de tierra, de las mejengas hasta el oscurecer, de los juegos de trompos y bolinchas, de los pantalones cortos y las camisetillas, ajenos totalmente de las complicaciones de la adultes...
Qué tiempos, verdad Pedrito? Yo nunca olvidaré la primera vez (y la última) que un muchacho (al que jamás había visto en toda mi vida) me pidió "irme a dejar a la casa", una costumbre lindísima y carente de toda malicia, en aquellos entonces. De paso, le llevaban a uno los cuadernos. Ah, por favor... una se sentía como una reina!!! La cosa es que, cuando íbamos por la línea del tren, justo después de donde Galleta (la cantina) apareció mi madre y se me derritió todo alrededor. Recuerdo que le hice arrebatados los cuadernos a mi galán desconocido, y, mientras mi madre le pegaba una retahíla de aquellas, yo salí soplada a esconderme en el servicio sanitario, rogándole a Dios que mi madre se apaciguara y que me hiciera invisible si volvía a ver a mi gentil acompañante. Este abrazo enorme es para vos... Pedrito. Gracias por anexar otra anécdota...
A mi también me pasó algo parecido. Me puse a jugar de galán y me fui a dejar a una chiquilla justo ahí, un poquito más al norte de tu casa. La linda muchacha (nos traía como locos a toda la barrilla de carajillos) tenía unos hermanos con fama de celosos y matones, pero a pesar de eso yo me la jugué y me fui a dejarla.

Antes de llegar a la casa había un "pedacillo" un poco oscuro y justo ahí donde yo pensaba que sucedería lo mejor, sucedió lo peor, pues de la penumbra surgieron las figuras de uno de los hermanos y como si fuera poco del papá de mi pretendida y me pegaron una carrera que yo detuve hasta que llegué a la línea del tren (ahí donde Galleta). No sé hasta donde me siguieron ellos pero de esa manera por lo menos me tuvieron alejado por varios días...
aunque yo no estuve en esos tiempos se que los recuerdos buenos son tesoros del alma como los que yo vivi con usted y su familia gracias por dar una pinselada al pasado
Hola Malhi!!!!
Me da mucho gusto saber de vos... Más me alegra saber que nos recordás y que tu amistad con mis hijos tiene un sabor agradable. Cuando tengás tiempo comunicate con nosotros. Me encontrás en mi correo electrónico la00us@hotmail.com
Un abrazo para una de las mujeres más valiosas que conozco: tu mamá.
Precisamente le cuento a mi hija que en los tiempos cuando yo estaba chiquilla, saliamos a jugar en el barrio (yo vivía por el Convento de las Hermanas Carmelitas), de noche, como si nada, jugabamos quedó, escondido, contabamos historias,y ahora hacer eso... jamás.
También recuerdo cuando estaban haciendo la autopista Florencio del Castillo, nos escapabamos mis primos y yo para "supervisar" las obras.
Y ni que decir cuando estaban construyendo el centro comercial del Señor Tinoco, habían unos árboles de mango, de los cuales caían los mangos porque nadie los recogía, entonces nosostros decidimos "ir por los mangos", yo usaba unos vestidos de vuelos, bien grandes, en los cuales me cabían bastantes mangos... y después de juntar los mangos, póngase a correr, porque el guarda nos pescó infraganti.
Qué alegría poder recordar... Gracias Lady Ann por habérmelo permitido.

RSS

Twitter

Tribuna Pilarica es miembro de la Agencia de Prensa Costarricense

CRÓNICAS DE LA UNION

Vídeos

  • Añade un vídeo
  • Ver todos

Música

Cargando…

El acontecer cantonal a un click leonardojimenezcampos@gmail.com

Última actividad

A Rodrigo Redondo Gómez le ha gustado el mensaje en el blog de Rodrigo Redondo Gómez Ya basta contra la discriminación por la edad para optar a un trabajo.
11 Ago
A Rodrigo Redondo Gómez le ha gustado el mensaje en el blog de Rodrigo Redondo Gómez No nos Chupamos dedo…
11 Ago
A Rodrigo Redondo Gómez le ha gustado el mensaje en el blog de Rodrigo Redondo Gómez Política o Politiquería.
11 Ago
A Rodrigo Redondo Gómez le ha gustado el mensaje en el blog de Rodrigo Redondo Gómez Políticos sin proyectos concretos, ni un norte claro..
11 Ago
A Rodrigo Redondo Gómez le ha gustado el mensaje en el blog de Rodrigo Redondo Gómez Algunos Precandidatos triviales.
11 Ago
Entradas de blog publicadas por Leonardo Jiménez Campos
10 Ago
Entradas de blog publicadas por Rodrigo Redondo Gómez
10 Ago
Entradas de blog publicadas por Leonardo Jiménez Campos
9 Ago
Entrada de blog publicada por Leonardo Jiménez Campos

COMUNICADO MUNICIPAL Actualice su Declaración de Bienes Inmuebles.

Recuerde que esta actualización se realiza cada 5 años.Presente únicamente su cédula de identidad (al día).Si la propiedad está a nombre de una persona jurídica, presentar la personería jurídica y presentar la cédula de identidad del representante legal (al día).Le esperamos de lunes a viernes, de 7 a.m. a 5 p.m. en la Oficina de…Ver más
7 Ago
A Sebastián Sanabria Díaz le ha gustado el mensaje en el blog de Leonardo Jiménez Campos Vecino de Dulce Nombre se trajo Copa Mi Café en Montain Bike
5 Ago
Entradas de blog publicadas por Leonardo Jiménez Campos
4 Ago
A Rodrigo Redondo Gómez le ha gustado el mensaje en el blog de Rodrigo Redondo Gómez Una realidad, la política que venimos padeciendo.
3 Ago
A Rodrigo Redondo Gómez le ha gustado el mensaje en el blog de Rodrigo Redondo Gómez Debemos ganarnos la confianza en los votantes.
3 Ago
A Rodrigo Redondo Gómez le ha gustado el mensaje en el blog de Rodrigo Redondo Gómez País quejoso y confundido
3 Ago
A Rodrigo Redondo Gómez le ha gustado el mensaje en el blog de Rodrigo Redondo Gómez Amigo Lector. es para usted.
3 Ago
Entradas de blog publicadas por Rodrigo Redondo Gómez
3 Ago
Entradas de blog publicadas por Leonardo Jiménez Campos
3 Ago
A Rodrigo Redondo Gómez le ha gustado el mensaje en el blog de Rodrigo Redondo Gómez ¡El negocio de la política!
31 Jul
A Rodrigo Redondo Gómez le ha gustado el mensaje en el blog de Rodrigo Redondo Gómez La revocatoria de mandato---
31 Jul
Entradas de blog publicadas por Leonardo Jiménez Campos
31 Jul

© 2017   Creado por Leonardo Jiménez Campos.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio